Home / Artículos de Traducción / Cuando tu dices escrito, yo digo escribido.

Cuando tu dices escrito, yo digo escribido.

La sociedad no deja de sorprenderme, el poco respeto por la lengua tampoco. En éste artículo de la BBC llamado Imprimido, Freído y Proveído Esos Verbos Que Suenan Mal Pero Que Están Bien se menciona la validez del uso actual por parte de algunos de participios de manera incorrecta. Sorprendente pero cierto.

Una vez una gran persona, profesora y excelente traductora jurada dijo que en la actualidad todo valía para decir cualquier cosa en castellano. En aquella época, era un poco excéptico sobre el tema; puesto que pensaba que la mayoría de los hablantes hacíamos un uso más que correcto de la lengua. Si bien es cierto, que uno de vez en cuando se puede relajar. Pero, ¿Todo vale? Va a ser que no.

Lo más sorprendente es que tanto cambian las cosas que en español ahora hay dos participios en vez de uno. Esto me recuerda al latín y sus voces, casos y tiempos… y los dolores de cabeza que me causaba. Lo bueno del caso es que la complejidad de la gramática latina tenía un sentido, puesto que en relación a lo que quisieran expresar utilizaban un aspecto verbal. Por eso los verbos tenían tantas formas… al igual que los substantivos y los adjetivos. Por ejemplo, del verbo Scribere obtenemos los siguientes participios.

Los Dobles Participios

Según el artículo y en concreto la especialista que se nombra, en español existen dos tipos de participios. Aquellos que son gramaticales, y que por lo tanto siguen las normas y su derivación morfológica. Por otra parte, aparentemente exiten un tipo de particípios los regulares y los irregulares. Se dice que los irregulares son aquellos como electo y los regulares aquellos como elegido. Pero, ¿y en el caso de verbos como freir o imprimir?

En el apartado 27.5  de la Nueva Gramática de la Lengua Española – El Participio -, se dice que el uso de freído o imprimido tiene un carácter local y geográfico que no gramático “Además de las formas regulares de los particípios, existen otras irregulares, sean del español general como abierto, dicho, escrito, impreso o visto o estén restringidas geográficamente como descripto o inscripto propias del área rioplantense. Forman una serie limitada los verbos que admiten tanto participios regulares como irregulares (freído – frito, imprimido – impreso).

 

¿Es correcta la utilización de estos participios?

Como bien se menciona en el artículo mencionado, los idiomas vanzan conforme pasa el tiempo y la sociedad avanza. Un claro ejemplo es que ahora algunos jóvenes dicen chetao para definir a una persona que está loca – en el contexto de que una persona haga algo divertido o sin sentido -. Por otra parte, habría que diferenciar entre el avance de la lengua local o geográfica a la corrección gramatical. La propia RAE ya confirma que se trata de una variedad geográfica y no gramatical. Por ello es normal que muchas veces alguien lo diga y nos suene mal.

Los hablantes hemos de diferenciar entre contextos, situaciones de habla y corrección gramatical. Esto nos llevará a plantearnos si hacemos un uso correcto de nuestro idioma, ¿es más correcto que un argentino diga carro que yo diga coche?, ¿Es lo mismo hablar con unos amigos que en un ámbito profesional o académico?

En pocas palabras, la corrección del uso de los idiomas dependerá en gran medida en la distinción en el uso dentro de un ámbito concreto… de un contexto o situación comunicativa. Por ello, que se diga freído o no dependerá del uso que queramos darle y de qué contexto… sino de que todo uso es correcto siempre y cuando se sepa distinguir el contexto de uso.

Honestamente, debemos hacer un uso correcto de nuestra lengua. Pues al final, si no lo tomamos en serio todos acabaremos hablando mal nuestro idioma. Yo mientras cada uno piensa sobre el uso que hace del castellano, prefiero haber frito unas patatas que haberlas freído. No saben igual.