Home / Comercio Internacional / La desinternacionalización de Cataluña

La desinternacionalización de Cataluña

Quizá sería conveniente escribir este artículo en catalán para que alguno comprendiesen las consecuencias de la salida de Cataluña de España y de la Unión Europea. Ellos dicen que nada se va a ver afectado, y que todo seguirá igual… pero no es así. El comercio exterior catalán se verá afectado en buena medida, puesto que Cataluña pasará a ser un país tercero -no perteneciente a Europa -.

 

La Tasa Exterior Común

 

La TEC o Tasa Exterior Común es una tasa aduanera aplicable a aquellos países que no pertenezcan a la Unión Económica Europea. Como todos sabemos, una de las ventajas que tiene Europa en relación a los países que la forman es que cuando una mercancía sale de un país europeo a otro no se cobra el IVA. Se presupone que Europa es ahora un territorio común. Por eso, aquellos que hemos trabajado en un departamento de exportación sabemos cuando una mercancía sale -normalmente por camión- de nuestra empresa hacia otra europea basta con entregar al conductor un albarán o factura para que pueda salir la mercancía. Así, si lo parasen el conductor podría justificar en aduana lo que lleva en el camión.

Dicho de otra manera, los precios de los productos catalanes aumentarían y esto supondría a su vez que los posibles clientes que pudiesen tener las empresa catalanas no estuviesen interesados en sus productos.

La Deslocalización de Empresas

Como es lógico, muchas empresas verán como sus exportaciones y por tanto sus saldos comerciales disminuirán. Por esa razón, muchas empresas multinacionales que se han instalado en Cataluña para manufacturar sus productos se verían obligadas a abandonar Cataluña por falta de competitividad frente a otras empresas. Recordemos que en la actualidad hay un gran abanico de empresas que van desde el sector textil, pasando por el sector químico y que van hasta el sector de la alimentación.

En pocas palabras, el comercio exterior catalán se vería seriamente afectado por su salida de la UE. El efecto en el encarecimiento de sus productos en la UE por la aplicación de tasas y aranceles haría caer la exportación de las empresas que actualmente tienen su sede allí. A su vez, si se proclamase oficialmente la república catalana, muchas empresas allí situadas se plantearían su salida a otras comunidades autonomas… lo que no es nada de extrañar. Por otra parte el PIB de Cataluña también bajaría, puesto que los ingresos disminuirían de manera global entre un 10% y un 20%.

Muchos auguran que no pasará nada y que la economía catalana no se verá afectada, pero poco parecen saber sobre el tema pues parece ser que más contrapartidas tiene que puntos a favor.