El sistema Live Talk de Fujitsu – ¿El reemplazante del traductor?

La internacionalización de las empresas, la ignorancia sobre idiomas que existe en muchos ámbitos empresariales se soluciona con la ayuda de profesionales de la traducción. Sin embargo, empresas del sector tecnológico ven un filón muy importante en esta necesidad y crean monstruos sin cerebro y sin capacidad de análisis que pretenden acabar con el mundo de la traducción e interpretación.

Empresas como del sector de la tecnología como Fujitsu pretenden acabar con las barreras que, a veces, suponen los idiomas en materia de relaciones interculturales. No es necesario pensar demasiado para comprobar que las diferentes culturas y tradiciones no saben relacionarse por si solas… sino que necesitan a personas especializadas en interculturalidad para llevarlo a cabo.

Sin embargo, es conveniente explicar y mencionar que las barreras interculturales siempre van a estar ahí… por lo que ninguna tecnología, al contrario que afirma El País en este artículo, podra hacerla desaparecer. Simple y llenamente, siempre habrá individuos de culturas diferentes que intentarán relacionarse en cualquier momento, contexto, país e idioma.

El Producto

Fujitsu ha creado un sistema que se llama el Live Talk, y que tiene como objetivo traducir un discurso oral de hasta 16 participantes y presentar el texto del discurso ya traducido. Esto se podrá hacer en algunos idiomas como el francés, el inglés, el chino o el árabe entre otros muchos; y según la compañía nipona es capaz de reconocer y diferenciar las diferentes voces para no tener confusiones durante el discurso.

¿El ámbito de aplicación? Por lo que parece este producto está destinado a que empresas cuyo personal viaje constantemente puedan comunicarse sin problemas con la cultura de destino.

El traductor e intérprete

La pregunta que se puede llegar a hacer una persona con un mínimo de interés por la interculturalidad, la internacionalización de su empresa y su propia cultura es ¿cómo me aseguro de que un aparato que no sabe distinguir entre contextos pueda interpretar la idea que pretendo expresar?, Si voy de viaje ¿Live Talk o cualquier otro producto de la tecnología sabrá respetar las fórmulas de cortesía de la cultura de llegada?, supongamos que el cliente y la empresa quieren cerrar un trato sobre exportación de tejidos ¿esta tecnología me garantiza que domine el vocabulario específico?, ¿Quién actualiza el programa para poner al día la base de datos terminológica? Y en última instancia ¿Quién responde ante un fallo del sistema en el que pueda haber una confusión terminológica y, por tanto, un contrasentido terminológico?

Pues bien todo esto tiene una fácil respuesta.

  1. Los traductores nos especializamos en varios ámbitos de traducción, por lo que siempre estamos actualizando nuestras bases de datos terminológicas para estar a la última sobre las tendencias y novedades en la especialidad.
  2. Un intérprete jamás dirá aquello que en la cultura de llegada pueda arruinar la comunicación, pues se preparan de manera feroz para hacer llegar con eficacia el mensaje al cliente.
  3. Como se ha dicho anteriormente, un traductor des desvivirá para encontrar la mejor solución lingüística a un problema en el texto de partida. Con un profesional, usted estará en buenas manos.
  4. Al contrario que un programa de estos, un traductor nunca para de actualizar sus vocabularios y bases de datos. Por ese motivo, si existiera algún nuevo neologismo el traductor lo incorporará inmediatamente en su base de datos para futuras traducciones.
  5. No es normal que un traductor cometa un fallo. Sin embargo, al no ser máquinas podría ocurrir… así pues el especialista será el responsable de sus proyectos y si algo ocurriera él deberá corresponder al cliente con la corrección del error.

Por los motivos expresados anteriormente, queda bien claro que una cosa es traducir y otra es intentarlo. Un traductor  e intérprete es el especialista del enlace entre culturas totalmente diferentes, aquel que nació y está formado para hermanar a dos culturas. No es una máquina que realiza traducciones mediante algoritmos, sino que emplea la razón para dar lógica a un texto en una lengua meta para que se comprenda.

Si usted es empresario, tiene una página web o mañana tiene una reunión con un representante ruso y quiere jugársela… utilice un sistema cuya fiabilidad es poca. Si usted quiere triunfar en su sector y enviar un mensaje serio a sus clientes extranjeros confíe en los traductores profesionales.

 

Deja un comentario

Cerrar menú